Aceite de Hipérico: Cura tus heridas por dentro y por fuera

El hipérico es una planta que crece en las zonas templadas de gran parte del mundo. Es una planta que crece con un tallo largo y ramificado que puede alcanzar hasta un metro de largo. Sus flores son doradas y florecen en verano, por lo que también se suele llamar “Planta de San Juan

 

Contiene flavonoides, ácido ascórbico, cineol, pineno, taninos, limoneno... pero el compuesto que le otorga su valor terapéutico más notable es la hipericina. 

 

La hipericina inhibe la acción de la enzima “dopamina b-hidroxilasa”, lo que provoca un aumento de la dopamina y la serotonina (mejora el humor) en el organismo a la vez que disminuye la cantidad de adrenalina.


Por sus efectos sobre el sistema nervioso, la hipericina se utiliza en farmacopea para elaborar compuestos para el tratamiento de la depresión leve, la tristeza, el decaimiento, los trastornos psicológicos de la menopausia, etc... A pesar su uso en los compuestos farmacológicos antidepresivos, investigaciones llevadas a cabo por universidades de Alemania y Austria confirman que el tratamiento con hipérico puro (extracto o aceite), da mejores resultados que los tratamientos con fármacos antidepresivos comunes hasta en un 60% de los casos.

En marzo de 2011 se publicó en la revista médica norteamericana “Cáncer” un estudio que fue llevado a cabo por equipo de de científicos de EEUU y Canadá (facultades de medicina y neurocirugía), que desvelaba que el 22% de los pacientes con cáncer cerebral tratados con hipericina (del hipérico), reaccionaron mejor  al tratamiento contra los gliomas malignos, en combinación con radioterapia, quimioterapia y cirugía, que los pacientes tratados sin esta sustancia. El doctor William T. Couldwell, MD, PhD, profesor y presidente de neurocirugía en la Universidad de Utah. El estudio ha sido ampliado y continúan investigando su actividad anticancerigena. Hoy en día también se están llevando a cabo otros estudios para confirmar la actividad positiva del hipérico para el tratamiento del virus VIH, ya que mejora la actividad del sistema inmunológico y previene la infecciones bacterianas.

Además de sus efectos psicológicos, el aceite de hipérico tiene muy buenas cualidades analgésicas, por lo que se suele administrar también para tratar dolores leves o moderados como los dolores menstruales o dolores musculares o articulares.

También tiene buenas propiedades calmantes u vasodilatadoras, por lo que se suele utilizar para tratar varices ohemorroides. El aceite de hipérico además es antiséptico y cicatrizante por su alto contenido en taninos, por lo que se suele utilizar por vía externa para tratar heridas, acné, quemaduras y otras afecciones de la piel.

 

Administración: El aceite de hipérico se puede utilizar vía externa, para realizar masajes lentos sobre la piel. El aceite de hipérico también se puede ingerir siempre que sea puro y de cultivo ecológico, para conseguir un mayor efecto sobre el sistema nervioso (tristeza o dolor), por ejemplo se puede tomar una cucharadita sola o disuelta en una infusión o zumo, 2 ó 3 veces al día. Para curar heridas o tratar el acné, se puede mezclar con aloe vera. Para aliviar varices o hemorroides se combina muy bien con aceite esencial de ciprés o romero.

El tratamiento con hipérico debe ser continuado y constante, ya que sus efectos no serán notorios hasta después de al menos 3 semanas de administración.

 

Precauciones: El aceite de hipérico debe administrarse con cuidado. No debe ser ingerido en caso de embarazo o lactancia, y debe reducirse a la mitad la dosis en niños de 6 a 12 años, atendiendo siempre a las recomendaciones de un profesional. En caso de estar tomando un tratamiento farmacológico, debe consultar con su médico o terapeuta antes de ingerir hipérico, ya que puede anular el efecto de otros compuestos químicos. Después de tomar o aplicarse aceite de hipérico, no se recomienda tomar el sol inmediatamente, ya que puede producirse fotosensibilidad.

 

Usos y propiedades del aceite de hipérico

El macerado de la planta en aceite es un excelente remedio de uso externo, un básico en cualquier botica natural, con propiedades cicatrizantes, bactericidas, calmantes y anitinflamatorias que puede ser de gran ayuda en:

  • quemaduras solares o de otro tipo
  • heridas, incluso abiertas
  • rozaduras
  • llagas y úlceras
  • dermatitis atópica, psoriasis, eccema…
  • dermatitis del pañal
  • contusiones
  • problemas musculares, tendinitis, torceduras, distensiones ligamentosas… etc
  • problemas articulares
  • inflamaciones
  • picaduras de insectos
  • inflamación de la piel como consecuencia de radioterapia

  • edemas linfáticos
  • artritis
  • gota
  • hemorroides
  • problemas circulatorios
  • equimosis …

 

Uso interno

 

  • Antidepresivo: medicinal que más se viene destacando últimamente y una de las que más se ha investigado y discutido. La presencia de la hipericina le otorga propiedades antidepresivas en los casos de depresión leve. Esta substancia actúa en el organismo de manera similar a como lo hacen las drogas de síntesis sin presentar los inconvenientes de las mismas.
Algunos estudios parecen orientarse últimamente hacia la hiperforina como principal componente determinante en esta propiedad. No tiene ningún efecto beneficioso en los casos de depresión aguda. (10 gotas tres veces al día) Resulta adecuada para el tratamiento de la depresión de otoño o depresión estacional.

  • Tónico nervioso: Su uso prolongado - entre unos 4 y 6 meses - constituye untónico reparador del sistema nervioso. A diferencia de otros sedativos, no tiene efectos negativos por acumulación de toxinas en la sangre, sobre todo para el hígado. Las mismas precauciones vistas anteriormente deben tomarse en este caso. (Una cucharadita 2 veces al día)
  • Digestivo: Buen remedio cuando aparece acidez gástrica y , sobre todo, en el tratamiento de la úlcera de estómago, diarreas y vómitos. Se ha demostrado la influencia de la hipericina como inhibidor de la acidez ( MAO) ( Infusión de una cucharadita de sumidades floríferas en una taza de agua un par de veces al día )
  • Enuresis: El mismo tratamiento visto anteriormente puede aplicarse para combatir laincontinencia infantil.
  • Analgésico: Constituye un buen remedio para combatir los dolores corporales especialmente aquellos producidos por afecciones reumáticas, gota, artritis, ciática, lumbalgia...etc. Los extractos de hipericina normalizada al 3 % se utilizan para el tratamiento de la fibromialgia.
  • Regulador de la menstruación: ( Disminuye las menstruaciones demasiado abundantes y favorece aquellas que son pobres) (Infusión de una cucharadita de flores durante por taza de agua.Tomar 2 tazas al día) En forma de extractos o tinturas se toma para reducir los sintomas depresivos que acompañan o desencadenan el síndrome premenstrual ( Tomar de acuerdo a las condiciones del prospecto) 

 



Uso externo

  • Heridas y piel: Su riqueza en taninos ha convertido a esta planta desde la antigüedad en una de las mejores armas de cicatrización de los cortes, las heridas, las quemaduras , mordeduras de serpientes, o las llagas. La podemos considerar como el antibiótico de la Edad Media, por la gran importancia que tuvo esta planta en la curación de las heridas de guerra. En el siglo XVI se la llamó Hierba de las heridas y posteriormente Hierba militar. (Emplasto, realizado con las hojas frescas machacadas). ( Fricciones con aceite de hipérico producido al macerar 100 gr. de hojas tiernas en un litro de aceite de oliva durante mes y medio.) Estas propiedades pueden aprovecharse para la curación de las llagas producidas por el herpes.
  • Cuidado del cutis: Las propiedades astringentes, antisépticas y cicatrizantes del hipérico pueden aprovecharse para conseguir un mejor cuidado de la piel del rostro. El aceite de hipérico se utiliza para la confección de mascarillas en el tratamiento del acné. Esta planta contribuye a reducir la producción excesiva de grasa y ayuda a cicatrizar las espinillas o barros que se producen con el acné, al mismo tiempo que evita su infección. 
  • Anticancerígeno: Las propiedades antibióticas de la hipericina parecen quedar demostradas en las últimas investigaciones que le confieren un efecto positivo en eltratamiento del Sida. Igualmente se ha utilizado este componente internamente para detectar las células cancerosas del organismo y prevenir su expansión.
  • Varices y hemorroides: También su riqueza en taninos la convierte en una buena amiga, con propiedades calmantes y relajantes de problemas circulatorios periféricos ( Baños locales con la decocción de toda la planta )
  • Sedativo: Calma los nervios y evita sus efectos secundarios en el organismo, como pueden ser las palpitaciones, espasmos, dolores indeterminados, etc. ( Baños de asiento y de pies con el líquido resultante de tener durante 10 horas la planta inmersa en agua fría. Filtrar y verter caliente en el baño)

 

 

Toxicidad, contraindicaciones y efectos secundarios del hipérico

 

El uso interno de esta planta debe suspenderse si se han de tomar otros medicamentos pues presenta muchas incompatibilidades con los barbíturicos, antidepresivos, narcóticos, quimioterapéuticos, inhibidores de la ácidez, etc. En todo caso, si se ha de tomar algún medicamento o se está tomando alguno, es mejor consultar al médico antes de emprender curas con esta planta,

 

La hipericina en contacto con la luz solar puede producir efectos de fotosensililización en la piel, por lo que pueden producirse, no solamente pequeñas lesiones cutáneas, sino que pueden aparecen en la misma ulceraciones profundas. 

Por ello se aconseja que, en caso de seguir un tratamiento con esta planta, sea en uso interno o externo, no se debe exponer a exposiciones solares prolongadas y evitar al máximo exposiciones de la piel al sol de alta montaña.

 


No deben tomarse preparados de esta planta durante el embarazo.